Jesús: El 'Amén' de los amenes

Biblia, Amén, Amenes, Cristo, Jesús, Yeshúa, Apocalipsis
Pixabay

Por Roger Casco Herrera
Libro Su Nombre ¿Jesús o Yeshúa?

Amén proviene de la palabra hebrea (אמן) que suena igual que significa: "Así es, verdad, cierto". Y se trata de una de las primeras palabras que aprendemos cuando oramos.

Uno de los pasajes bíblicos más hermosos acerca del Amén, se encuentra en Apocalipsis 3:14:

Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: (RVR1960)

¿Por qué decimos amén al final de cada oración? Obviamente, porque así se nos enseña en el Evangelio de Mateo 6:13. Sin embargo, eso se debe a un dato mucho más antiguo. Jesús nos enseñó basado en la profecía de Isaías 65:16:


El que se bendijere en la tierra, en el Dios de verdad se bendecirá; y el que jurare en la tierra, por el Dios de verdad jurará; porque las angustias primeras serán olvidadas, y serán cubiertas de mis ojos. RVR1960

El 'Dios de Verdad' es lo equivalente en hebreo a el Dios del Amén. Es debido a ello que cada oración o bendición -porque las oraciones son para bendecir no para maldecir- se cierra con amén.

Jesús decía dos amén en cada revelación, es decir "De cierto de cierto..." La misma palabra hebrea es citada en el griego (αμην αμην) amén y amén. (Juan 1:51; 3:3,5,11; 5:19,24,25; 6:26,32,47,53; 8:34,51,58; 10:1,7; 12:24; 13:16,20,21,38; 14:12; 16:20,23; 21:18)

Por eso sabemos que Jesús es el Amén de los Amenes.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente