¿Jesús nos hizo cambiar el Sábado por el Domingo?

biblia, jesús, sábado, reposo, día, domingo, apologética, respuestas
Pixabay

Por Roger Casco Herrera

¿Jesús nos hizo cambiar el sábado por el domingo? No, realmente Jesús no nos enseñó nada de eso en las Sagradas Escrituras. Pero, lo que sí hizo fue ofrecernos un mejor y profundo entendimiento de lo que es realmente el "reposo de Dios", y de lo que esperaba significará el día sábado para Israel.

La gente confunde muchas cosas acerca de lo que es el reposo de Dios con el día sábado, y aún más, atribuye las exigencias de Dios que son sólo para Israel para los 'no judíos'.

Shabat en hebreo, significa "reposar, descansar, parar". Shabat es sábado.

Dios no dejó el sábado como mandamiento perpetuo para los no judíos, sino sólo para Israel. Pero sí dejó el reposo para toda la humanidad.

Debe entenderse entonces, que el 'reposo de Dios' no es un día para los no judíos.


El Shabat es sólo para Israel

Dios debía educar a un pueblo que no sabía lo que era el reposo, gracias a los más de cuatro siglos en la clase de esclavitud en la escuela de Egipto. Tuvo que educarlos con la ayuda de su siervo Moisés, tenían que aprender a descansar.

Israel no sabía lo que era tener descanso, saber parar o reposar. Por eso, el Padre hermoso tuvo que decretar principios y directrices para todos ellos, para que fueran re-educados, y hacerlos trascender de esclavos a hombres libres. Debían empezar aprendiendo a (recordar) descansar y confiar, ese día para ofrecerle culto agradable (santificando). (Éxodo 20:8)

El sábado (shabat) no nació con Israel, ni con la promesa de Dios a Israel. El shabat ya era y fue antes que Israel. Inicio con el reposo del Creador. (Génesis 2:2)


Dios no está cansado o lo estuvo alguna vez

Marcos 2:27-28 describe que el día de reposo fue hecho por causa del hombre, es decir, porque nosotros nos cansamos y no podemos andar al ritmo de Dios. El Todopoderoso es fuente de vida inagotable. Él no se cansa o estuvo cansado alguna vez. Él descansó porque había acabado su obra (Juan 5:17). También Jesús nos enseñó que el hombre no fue creado por causa del día de reposo.

El Señor del Día de Reposo debía explicarnos eso, porque sus contemporáneos habían malinterpretado lo que significa el sábado, se habían vuelto religiosos e hipócritas.


Jesús es nuestro reposo

Según Hebreos 4:2-4, Jesús es nuestro reposo. Y Dios nos ha invitado junto con Israel a entrar a su verdadero reposo a través del sacrificio de su Cordero.

"Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron. Pero los que hemos creído entramos en el reposo, de la manera que dijo: Por tanto, juré en mi ira, no entrarán en mi reposo; aunque las obras suyas estaban acabadas desde la fundación del mundo. Porque en cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día".

Pero, así como Israel, nosotros también tendemos a endurecer nuestros corazones. Hebreos trata de decirnos que no debemos cometer el mismo error, ahora rechazando nuevamente el reposo de Dios  a través de Cristo Jesús. (Hebreos 4:9-11)

De manera que teniendo al Mesías en nuestros corazones, todos los días nos encontramos en el reposo de Dios, y descansamos por su paz en medio de toda tormenta o en cualquier día de la semana.

Entiéndase entonces que los 'no judíos' no tenemos porque descansar en el sábado exclusivamente, eso es para Israel. Jesús tampoco nos enseñó a rechazar el sábado, en ninguna manera. De hecho, Jesús siendo Señor del Sábado, guardaba el shabat como judío que es.

Los 'no judíos' podemos descansar en cualquier día, y si podemos hacerlo el sábado, que bien.


¿Por qué decidimos descansar el Domingo?

Jesús fue crucificado a las 09 a.m. y muere a las 03:00 p.m. Cerca de las 06:00 p.m. fue dejado dentro de la tumba. Después de tres días y tres noches en las profundidades de la tierra, resucitó el domingo.

Como Jesús resucitó un domingo, nuestros predecesores iniciaron a conmemorar el domingo como el 'Día del Señor'. Los registros bíblicos muestran que la iglesia se reunía los domingos: Hechos 20:7 y 1 Corintios 16:1-2. Mire lo que dice Juan de Patmos:

"Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor [quiere decir Domingo]... Apocalipsis 1:10
Artículo Anterior Artículo Siguiente