No tenemos Uno sino 'Dos Consoladores' ¿Quién es el otro?

profecías, consolador, espíritu santo, abogado, defensor, jesús, biblia
Pixabay

Cuando estudiamos las escrituras bíblicas griegas encontramos datos muy interesantes que deberíamos manejar. Por ejemplo, el caso de la llegada del 'Consolador', una referencia que encontramos por primera vez en el libro de Juan acerca de las profecías de Jesús de Nazaret:

Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: (Jua 14:16 RV60)

¿Quién es este Consolador según Juan? Es el Espíritu Santo. (Juan 14:16,26; 15:26; 16:7)

Sin embargo, debemos saber que este Consolador según las escrituras griegas es mencionado como 'Parakletos' [παράκλητος]. Para los eruditos Gerhard Kittel, Gerhrard Friedrich y Strong (Ref. G3875), significa: 'Consolador, Abogado Defensor, Intercesor'.

Curiosamente, el Parakletos se encuentra en otro pasaje de la Biblia, en 1 Juan 2:1, pero está traducida como 'Abogado' en lugar de 'Consolador'.


παράκλητος — ¿Qué significa esto? Que en realidad tenemos 'Dos Abogados Defensores' o 'Dos Consoladores' ante Dios. Ambas traducciones son correctas para la palabra griega, no hay error. De manera que, tenemos el primero en Jesús El Mesías, y el segundo en el Espíritu Santo.

(Juan 14:26 NTV) Pero, cuando el Padre envíe al Abogado Defensor como mi representante —es decir, al Espíritu Santo—, él les enseñará todo y les recordará cada cosa que les he dicho.

Dos Abogados Defensores/Consoladores


Jesús es nuestro Abogado Defensor ante Dios en los Cielos. Mientras que el Espíritu Santo es ahora nuestro Abogado Defensor ante la humanidad aquí en la Tierra.

Obviamente, esto nunca puede apreciarse por la traducción de la RVR1960, que marca el primero en mención como 'Consolador' y al último como 'Abogado'. Cuando en realidad los dos son lo mismo, y tendemos a separar el uno del otro sólo por estos términos, creyendo erróneamente que sólo tenemos como Consolador al Espíritu Santo. Cuando tenemos a dos. A Cristo Jesús el abogado defensor y su abogado defensor representante el Espíritu Santo.

(1 Juan 2:1 NTV) Mis queridos hijos, les escribo estas cosas, para que no pequen; pero, si alguno peca, tenemos un abogado que defiende nuestro caso ante el Padre. Es Jesucristo, el que es verdaderamente justo.

¿Podría acaso una versión bíblica moderna ayudarnos a comprender mucho mejor algunos conceptos bíblicos? En este caso, parece que sí al menos. ¿Qué opina?

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente