¿Conoce o no Jesús la 'Fecha Exacta del Fin del Mundo' según Mateo 24:36?

apologética, supercurioso, profecías, jesús, fechas, mateo, explicación
Imagen de Gino Crescoli en Pixabay 

»Sin embargo, nadie sabe el día ni la hora en que sucederán estas cosas, ni siquiera los ángeles en el cielo ni el propio Hijo. Sólo el Padre lo sabe. (Mat 24:36 NTV)

En mi blog de temática profética, Profecía al Día, desde 2009 hemos recopilado cientos de artículos en la etiqueta: Profecías. Allí hay desde profecías y cumplimientos bíblicos, profecías modernas y las disparatadas falsas de nuestro tiempo.

Cuando aparecen artículos de supuestos profetas dando fechas de los Últimos Tiempos, el Arrebatamiento, la Gran Tribulación o la Segunda Venida... siempre surge el mismo debate entre los comentaristas en nuestras redes sociales basados en Mateo 24:36, ¿Sí Jesús conoce o no la fecha de su retorno?

Existen dos supuestos por las que algunos creen que Jesús sí conoce la fecha:

1. Sentado a la Diestra de Dios.

Las palabras de Jesús (nadie conoce ni el día ni la hora... ni aún el Hijo) ocurrieron antes de la Ascensión. Por lo tanto, ahora, el Cristo Glorificado sentado a la diestra del Dios Padre en el cielo, muy probablemente conoce la fecha exacta de todos los acontecimientos que estarían por ocurrir.

2. La Interpretación de la Frase "Día y Hora".

En las redes sociales cada vez es más popular la interpretación literal de que probablemente nadie conoce la hora ni el día. En otras palabras, cuando se dice "ni aún el Hijo", es que Jesús no conoce ni la hora ni el día pero sí el año.

El erudito William MacDonald en su comentario plasma esta idea como posible. Todos los que esperamos su regreso no tendremos ni idea de la hora ni el día, pero sí posiblemente del año, ¿cómo es posible esto? Será revelado a los que estemos familiarizados con las Señales de las Profecías de los Últimos Tiempos.

MacDonald agrega que existe la posibilidad. Por ejemplo, en el A. T., Daniel predice tres años y medio en sus 70 Semanas. Mientras que las profecías declarando número de años continúa repitiéndose en el N. T. como: Apo 11:2-3; 12:14; 13:5.

Contradicciones

Me parece que tenemos alternativas más seguras para interpretar adecuadamente el texto bíblico. Y digo esto porque no necesariamente la lógica sea la mejor opción. Los supuestos antes expuestos podríamos refutarlos fácilmente:

* Jesús no parece dar espacio al primer supuesto. Aunque Jesús no hubiese ascendido no parece tener sentido que haya hablado algo condicionado a tiempo. Al aclarar que "ni aún los ángeles de los cielos...", como diciéndonos que ni los que están allá sirviendo en el Trono tiene ese conocimiento, y aunque soy su Hijo tampoco tengo ese privilegio.

** La frase "ni el día ni la hora" está siendo interpretada legalistamente según un contexto moderno. Es sabido que expresiones como estás eran comunes entre los escritores hebreos, y Mateo escribió siento consciente que su texto estaba orientado hacia la evangelización de los Judíos. Ni el día ni la hora, es una expresión que expresa en un sentido estrictamente coloquial que "nadie tiene ni idea en lo más mínimo".


*** ¿Por qué no creer que nadie lo sabe ni lo sabrá?, ¿Por qué esa fascinación con las fechas? Sólo miremos que quienes apuestan por dar fechas, aunque sólo hayan publicado un año específico o rango de años han quedado desacreditados por la comunidad cristiana seria de Sana Doctrina; y a los que mal les fue hoy son observados con sumo cuidado por haber pasado a la calificación de falsos maestros o falsos profetas por un desliz semejante.

Pedro (2 Pedro 3:9-11) y Pablo (1 Tesalonicenses 5:1-3), ambos apóstoles dijeron que "Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche"... ¿Quién sabe cuándo llegará el ladrón?, ¿Conoce el año tan siquiera? Por lo tanto, es de esperarse que cualquiera que intente señalar el día, hora y/o año fracasará, pues tal esfuerzo se opone a las Palabras del Señor Jesús.

El Evangelio sinóptico más antiguo, y una de las fuentes que sirvieron para los demás, apunta lo mismo, Marcos 13:31-33 "Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre. Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo".

Él les contestó: —Sólo el Padre tiene la autoridad para fijar esas fechas y tiempos, y a ustedes no les corresponde saberlo. (Hch 1:7 NTV)

El Mesías Encarnado / El Vaciamiento / Kénosis

**** Tengo una cuarta contradicción, la principal razón por la que tenemos este enredo es el tema del 'Cristo Encarnado' en su 'Kénosis' o 'Vaciamiento'.

Haya, pues, en vosotros esta actitud que hubo también en Cristo Jesús, el cual, aunque existía en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse, sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres. Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. (Filipenses 2:5-8 LBLA)

Literalmente, el Vaciamiento de la Deidad, del Hijo de Dios, el Cristo Encarnado voluntariamente abandonó el ejercicio de sus atributos divinos (como la Omnipotencia: poder ilimitado, Omnisciencia: lo sabe todo; y Omnipresencia: Está en todo lugar), durante su vida y ministerio terrenal continúo siendo Dios pero obró dentro de las limitaciones corporales de su humanidad.

De manera que el Cristo Encarnado no conocía y tampoco hoy cuándo será el Fin del Mundo o la Segunda Venida. Claramente, nos indicó: "Sólo el Padre lo sabe".

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente