José de Arimatea y Nicodemo: Los 'Discípulos Secretos' de Jesús de Nazaret

rabino, mesías, jesús, evangelio, historia, biblia, apologética
Pixabay

Un importante rabino, un principal entre los judíos, llegó a Jesús por la noche, ya tarde la noche para no ser visto, era Nicodemo. Llama a Jesús 'rabí' y le reconoce como un 'maestro' que proviene de Dios porque nadie podría hacer tales señales sin su respaldo divino.

El Testimonio es el mejor Evangelismo

El rabino Nicodemo estaba impresionado por todo lo que respaldaba a Jesús, las señales divinas, favor con las masas, su identidad con los marginados, su calidez con las mujeres y sus alcances con los niños. Todos los maestros de La Ley de su tiempo estaban en su contra. Era una persona fuera de serie el maestro de Galilea.

Nicodemo fue llevado por la necesidad apremiante de hacer la pregunta inpreguntable para alguien de su tipo: ¿Era éste Jesús el Mesías de Israel?

Más que muchos contemporáneos a Nicodemo temían hacer algo indebido a este hombre de señales y prodigios puesto que sí se trataba aunque fuera mínimo un profeta y más el Mesías, sus nombres serían borrados en el día del Juicio.

Jesús sabía como llegarle a un estudioso como Nicodemo, fue guiándole por el camino de la tema del 'Nacimiento del Agua y del Espíritu'. Esto intrigó a  Nicodemo que no supo qué significan aquellas palabras. Y, seguramente que eso le llevó a creer y no dejar pasar la Vida Eterna.



La Conversión de Nicodemo

Durante el capítulo 7 de Juan encontramos que había un complot para aprehender a Jesús, pero no era posible hacerlo porque terminaban creyendo en él; o como decían sus críticos también "los había engañado". Ellos respondían (46) ¡¡Jamás hemos escuchado algún hombre hablar así!! Más los enemigos del Señor maldijeron a estos, pero Nicodemo salió en su defensa, según Juan 7:50. Se molestaron con él y hasta le recetaron estudiar las Escrituras porque de Galilea nada bueno podía salir, menos el Mesías. Muy similar a lo que le dijo Natanael a Felipe, ¿algo bueno puede salir de Nazaret?. (Juan 1:46)

Vea que Nicodemo creyó en Jesús el Mesías, era otro de los discípulos secretos por miedo a los judíos, según capítulo 19 de Juan:

38 Después de todo esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, pero secretamente por miedo de los judíos, rogó a Pilato que le permitiese llevarse el cuerpo de Jesús; y Pilato se lo concedió. Entonces vino, y se llevó el cuerpo de Jesús. 39 También Nicodemo, el que antes había visitado a Jesús de noche, vino trayendo un compuesto de mirra y de áloes, como cien libras. 40 Tomaron, pues, el cuerpo de Jesús, y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, según es costumbre sepultar entre los judíos.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente