7 Características que revelan que usted ha 'Nacido de Nuevo' en Cristo Jesús

nicodemo, jesús, biblia, nacimiento, nuevo, vida, cristiana, fe, verdad, características
Pixabay

2 Pedro 1:3-9 (RVR1960) 3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, 4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; 5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

Quien ha nacido de nuevo es participante de las naturaleza divina. Y cuando la vida de Dios se desarrolla en el vivir cristiano el carácter de Dios comienza a forjar madurez espiritual al equipar su ser con lo que es el ministerio. De esta manera, comienzan a surgir obvias características de la naturaleza divina por su nacimiento divino a través del Espíritu Santo:

1. Usted ama del Hijo de Dios, Jesús de Nazareth El Mesías. Juan 5:39 se nos dice que no paramos de escudriñar las Escrituras porque sabemos que hablan de él. Necesitamos conocer más de nuestro Señor, queremos saber todo acerca de él. Lo necesitamos, él está de continúo en nuestra boca y mente. Es por y en Él que vivimos, por el fueron hechas todas las cosas, en él están la vida y la muerte. (Juan 1:3; Mateo 22:37)

2. El Espíritu Santo le da Testimonio a su propio espíritu de que es Salvo. No hay ninguna duda de nuestra salvación. Lo sabemos aunque no podemos explicarlo. Romanos 8:16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. (RVR1960)

3. Usted huye del Pecado, tiene un deseo de Santidad. Vivimos ahora por la Vida del Espíritu, haciendo buenas obras: Efesios 2:10 (RVR1960) Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. Y eso se debe a que "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí", según Gálatas 2:20 Es por ello, que ..."el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía" - Apocalipsis 22:11.

4. Existe la necesidad de tener Comunión, y congregarse. El Señor ha revelado las cosas a los congregados en su Nombre, no a ningún separado o independiente. Salmo 25:14 explica esto: "la Comunión íntima de Jehová es con los que le temen, y a ellos hará conocer su pacto". Ve el plural de esas palabras. "Y estaban juntos unánimes cuando de repente vino el Espíritu Santo sobre todos ellos...". Véase Hechos 2:42 (RVR1960) Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. Mire ahora 1 Corintios 1:9 Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor. El nacido de nuevo anhela, necesita congregarse con sus hermanos, el Cuerpo de Cristo. Naturalmente nos entregamos a la Iglesia y la amamos así como Cristo la amó. (Efesios 5:25)


5. Tiene el Gozo y la Paz de la Salvación. Esto se cumple sólo de manera extraordinaria y sobrenaturalmente a través de la fe en Cristo Jesús como dice Santiago 1:2-4: 2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, 3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. 4 Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. (RVR1960) Estamos confiados en el poder de quien nos llamó, sabiendo de antemano que (Romanos 8:28) ... que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

6. Existe una necesidad de compartir con los demás el Evangelio de la Salvación. Cuando la vida nueva está en nosotros sabemos que en nosotros está la luz de Cristo, somos portadores de la luz de su salvación a este mundo, y nadie puede esconder eso. (Mateo 5:14) Mire Hechos 4:15-21 (RVR1960): 15 Entonces les ordenaron que saliesen del concilio; y conferenciaban entre sí, 16 diciendo: ¿Qué haremos con estos hombres? Porque de cierto, señal manifiesta ha sido hecha por ellos, notoria a todos los que moran en Jerusalén, y no lo podemos negar. 17 Sin embargo, para que no se divulgue más entre el pueblo, amenacémosles para que no hablen de aquí en adelante a hombre alguno en este nombre. 18 Y llamándolos, les intimaron que en ninguna manera hablasen ni enseñasen en el nombre de Jesús. 19 Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; 20 porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.

7. Una Vida Dedicada, Apartada y Consagrada a Él. Queremos ser testigos fieles de las Buenas nuevas de Salvación, y sabemos por lo que dicen las Escrituras que sólo una Vida Consagrada a Él nos llevará a la meta final. El Evangelismo Puro y Santo que agrada al Señor es aquel que proviene del fiel testimonio y verdadero vivir cristiano por la fe. Donde estamos dispuestos a que mengue nuestro yo y él crezca, donde nuestras necesidades deseos y sueños están supeditados a su voluntad y propósito en nuestras vidas. Una vida constante de humillación, gratitud y adoración. Llena de frutos de justicia que son por medio de Cristo Jesús para la gloria y alabanza de nuestro Dios. (Filipenses 1:11) - Hebreos 13:14-16 (RVR1960) 14 porque no tenemos aquí ciudad permanente, sino que buscamos la por venir. 15 Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre. 16 Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente