¿Dios me necesita para hacer su Obra? ¿Nadie es Indispensable para Él?

moisés, plan, divino, llamado, ministerio, dios, israel, egipto
Pixabay

He tenido la necesidad de tratar de responder estas preguntas porque siempre encuentro la misma respuesta: "Dios no nos necesita, aunque nosotros sí a Él". Permíteme explicarte algo:

Dios es santo, eterno, todopoderoso y completamente auto suficiente. No comete errores ni puede pecar. Él es la fuente de vida que sustenta la creación y todo depende de Él para existir. Dios no depende de nada ni de nadie creado. Dios no tiene limitaciones como nosotros, ni experimenta cansancio o alguna deficiencias. No obstante, esto no significa que Dios no nos necesite, pues sino Jesús no hubiese comisionado a la Iglesia para continuar con su misión. Por tanto, concluyo que decir: "Dios no nos necesita", es una afirmación ligera y errónea.

Jesús se acercó y dijo a sus discípulos: «Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos». (Mateo 28:18-20 NTV)

¿Para qué comisionaría Jesús a la Iglesia, si Dios no nos necesita? Por lógica es ilógica la pregunta. En Mateo se nos dijo que él se acercó ¿a quiénes? a sus discípulos, a nosotros, a su iglesia. ¿Para qué? Para ir, hacer, bautizar y enseñar en su nombre y autoridad a otros acerca de Él y sus Buenas Nuevas de Salvación.

Me parece absurdo que Dios no nos necesite cuando a todas luces según la Biblia sí.

¿Nadie es indispensable en la Obra de Dios? Es otra cosa que detesto escuchar. Quizá lo sea para el mundo secular pero en Dios no es así. Déjeme decirle que estoy seguro que todos somos indispensables para Dios, creer lo contrario va contra el Espíritu de las Escrituras. Dios nos hizo únicos, y de lo que somos es el ministerio. Por ende, tenemos un propósito único que el Señor busca lograr con, en, por y a través de nosotros.


Es cierto que la mies es mucha y los obreros son pocos, entonces, ¿vale madres sí tu aceptas el llamado de Dios, porque Dios tiene a otro para reemplazarte? Pienso que No. Tú y yo somos llamados para algo específico, algo que el Eterno sólo depósito en cada uno de nosotros. Sé que tarde o temprano -como todas las cosas que nos pasan sirven para bien- llegaremos sumisos y rendidos a sus pies para que el maestro haga de nosotros como desea hacer su voluntad.

Para ponérselo de otra forma, y bíblica miremos el Caso de Moisés el Profeta. Llevado por las aguas del destino huyendo de los que asesinaban a los bebés para poder sobrevivir, cayó en las manos de la propia hija del Faraón, el mismo asesino. Moisés fue criado como uno de los príncipes de Egipto siendo de una humilde cuna hebrea de esclavos, el menor de tres hermanos: María y Aarón. Con el tiempo mató a un egipcio salvando a un hebreo esclavo, algunos han sugerido que probablemente se trató de Aarón. Tuvo que huir al exilio porque había sido sentenciado a muerte por ser un traidor, y después de 40 años en el desierto reaparece en tierra de Egipto por el llamado de Dios para salvar a su pueblo, con el que deambulo otros 40 años para llegar a la Tierra Prometida.

Moisés cuando se acercó a la Zarza Ardiente y escuchó la voz de Dios, respondió: "Heme Aquí" (Éx 3:1-4) Cuando vio que la cosa era enserio tuvo miedo de encontrarse con Dios (Éxo 3:5-6). Dios le demostró a Moisés que tenía un llamado único debía alcanzar el propósito para responder a su Pueblo que había gemido por 430 años de esclavitud (Éxo 3:7-10) - En otras palabras, Moisés dijo: ¿¿Quién irá?? ¿¿¡YOOOOO!?? No señor, te equivocas yo ni hablar puedo... se sentía competente para cumplir esa misión. (Éxo 3:11)

Dios en pocas palabras le quiso demostrar quién era el que lo llamaba, y le dijo que no limitara su poder (Éxo 3:12), Él quiere usarlo, pero sigue exponiendo dudas y miedos (Éxo 4:1-9) ¿Dios me respaldará? ¿Me habrá llamado Él? (Éxo 4:10-12)

Moisés tenía demasiadas justificaciones para no hacerlo. Y creo que el texto de Éxo 4:13-14 nos da uno de los versos jamás imaginados ni escritos, "Moisés enojó a Dios". Más sin embargo, Dios siempre le ofreció una respuesta y mantuvo su llamado aunque llegó a molestarse. 

Dios necesitó de Moisés para cumplir sus propósitos, sólo Moisés era el único ser que podía hacerlo, aunque sólo Dios lo sabía.

El Señor te creo único, no hay otro como tú. Por eso, tienes algo que hacer verdaderamente único que sólo tú puedes hacer.

No olvides que El Señor siempre te dará oportunidades para que hagas lo que él tiene que hacer contigo. Ahora, eso depende de ti. (Éxo 4:15-17)

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente