¿Por qué los 'Exorcistas Ambulantes Judíos' utilizaron el nombre Jesús?

gramata, griega, nombres, exorcistas, profetas, profecías, biblia, pablo, hechos
Pixabay

Hechos 19:13-17 (RVR1960) (13) Pero algunos de los judíos, exorcistas ambulantes, intentaron invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos, diciendo: Os conjuro por Jesús, el que predica Pablo. (14) Había siete hijos de un tal Esceva, judío, jefe de los sacerdotes, que hacían esto. (15) Pero respondiendo el espíritu malo, dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero vosotros, ¿quiénes sois? (16) Y el hombre en quien estaba el espíritu malo, saltando sobre ellos y dominándolos, pudo más que ellos, de tal manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos. (17) Y esto fue notorio a todos los que habitaban en Efeso, así judíos como griegos; y tuvieron temor todos ellos, y era magnificado el nombre del Señor Jesús.

Cuando hemos viajado por misiones al interior del país, en zonas rurales para ser exactos, nos topamos con hechiceros y brujos de 'magia blanca'; y es tan común que profesen ser de fe católica y que andan ayudando al prójimo con la ayuda de 'Dios'. Así que, no es de extrañar esos juramentos y conjuros en el ocultismo y el espiritismo, cosa que ocurría en la ciudad de los Efesios, la Casa de la diosa Diana (o Artemisa), como se consignó en Hechos 19:28,34,35. Además, cuando Bernabé y Pablo pasaron se encontraron con un hombre fuera de serie, con muchos epítetos: hijo del Diablo, mago y falso profeta judío de nombre Barjesús o Elimas. (Véase Hechos 13:6-12)

Es más, en nuestros días los judíos cabalistas siguen siendo esa rama mística del judaísmo.

Al leer la epístola a los Efesios del apóstol Pablo, encontramos su apología cristológica contra ese mundo espiritual en las regiones celestes, así como la guerra espiritual entre la luz y las tinieblas. Y la suficiencia y supremacía del nombre de Jesús en todo esto.

Efeso era un lugar de madurez asombrosa en el misticismo. De hecho, el apóstol tuvo que instruir a los creyentes en la guerra espiritual con la Armadura del Espíritu Santo y la autoridad de la Iglesia en Cristo.


Gramata Efesia

Los judíos efesos místicos, es decir los exorcistas ambulantes, se ganaban la vida de esa manera, invocando el nombre de espíritus inmundos, juramentos, conjuros y encantamientos. Contaban con una 'fórmula mágica de nombres' para invocarlos en su favor. Era construido por seis nombres entre los que figuraba el de la diosa Artemisa o un conjunto de 'palabras aparentemente sin sentido' pero poderosas para proteger a quienes se atrevían a invocarlas y pronunciarlas correctamente.

En mis estudios de Cábala, por ejemplo, encontramos a rabinos cabalistas que enseñan 'nombres secretos' de ángeles de autoridad espiritual que afirman son herramientas todopoderosas para los más entendidos que pueden usarlas a su favor, símbolos como la Estrella de David y los 'nombres ocultos' de Dios que al parecer les fueron heredadas por el Rey Salomón. (Véase La Leyenda del Anillo de Salomón)

Sin lugar a dudas los 7 judíos espiritistas hijos del jefe de los 'sacerdotes' (levitas), Esceva, conocían bien como era el negocio, habían sido testigos según Hechos 19:11-14 de los milagros extraordinarios que el apóstol Pablo hacia en el nombre de Jesús (Iesous / Yeshúa / Yehoshua); y se atrevieron a utilizar el nombre como parte de su fórmula mágica.

Pero la fórmula no les funcionó, se trataba de una jerarquía poderosa. El poder en el nombre de nuestro Señor, Dios y Salvador no está en pronunciarlo en corazones vacíos, como muchas hacen. Debe existir una vida en Cristo Jesús que le honra sino lean lo que dijo el apóstol en Gálatas 2:20.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente