El Coronavirus COVID-19 no ha destruido la 'Iglesia de Cristo Jesús' sino todo lo contrario

coronavirus, mundo, biblia, profecías, iglesia, virus, covid-19, iglesia, internet
Captura: COVID-10 Mapa Mundial de Johns Hopkins

Mateo 24:6-8 (RVR1960) 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. 7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será principio de dolores.

La Iglesia no son templos hechos de mano de hombre sino aquella formada por 'Los Congregados (creyentes-discípulos-siervos en la Fe que es en Jesús el Mesías el Hijo de Dios) que lo hacen para dar loor al Soberano Dios en su nombre', y sí es cierto que hay edificios vacíos no significa que la Iglesia está destruida como algunos aseguran en redes sociales. Toda la Iglesia Mundial, el Cuerpo de Cristo está más vivo y activo que nunca consagrándose desde sus hogares y dando testimonio en Internet.

Hechos 17:24-25 (RVR1960) 24 El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, 25 ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas.

Así como en los días de la primera Pascua de Israel (en 2020 el 08 de abril), que antes de salir de Egipto recibió instrucciones claras por parte del profeta Moisés para no morir, que estrictamente obedecieran y se refugiara en casa con toda su familia y rociarán la sangre del cordero dedicado al Señor en marcos de puertas y ventanas.

Es curioso como de una u otra manera el Señor por medio de esto está forzando y actualizando a la Iglesia a apropiarse de las plataformas tecnológicas, a restaurar el altar familiar, a velar por sus hijos e hijas, esposas y esposos, amigos, vecinos y otros. A unirse a la solidaridad, a la obediencia, al respeto de las autoridades y de todos, llamando a todos sin excepción a actuar con obediencia, inteligencia y sabiduría. De lo contrario, la muerte podría tocar las casas y familias de muchos.

Muchos están poniendo los ojos en las profecías bíblicas de los últimos tiempos. Sea por curiosidad, consuelo, miedo, temor, estupor y fortaleza. Pero es un hecho que muchos están desempolvando y mirando una vez más al Libro de Dios.

Las cosas que estamos viendo son reales, líderes mundiales clamando al Señor de rodillas para que sean librados de esto. No son eventos circunstanciales que coinciden con las películas de ciencia ficción de Hollywood. Esto supera por mucho a los éxitos taquilleros largometrajes como: Contagio (2011) y Epidemia (1995).

ESTO ES REAL: ¡Dios vendrá un día por los que estén listos!

La enfermedad COVID-19 es una peste que ha impactado a todas las naciones del mundo. La primera vez en esta era tecnológica que somos testigos de la primera grande Pandemia del siglo XXI, y quizá, probablemente de muchas más. Nadie se imaginó que esto sucedería de la noche a la mañana y con tal potencia de contagio, con tal magnitud de demostrar que nadie, absolutamente nadie está preparada, ninguna nación está preparada para este tipo de Agentes Biológicos Patógenos, y aunque algunos visionarios la miraban venir, ni ellos han sido la excepción, esto es un hecho. Ha iniciado una carrera médica para desarrollar la vacuna contra la neumonía letal de la COVID-19. Como lo figuró Bill Gates en su cátedra magistral en TED 2015: 


"Cuando yo era niño el desastre más temido era una guerra nuclear... hoy la mayor catástrofe mundial no se parece a esto, más bien es como esto (mientras se muestra una imagen de una coronavirus al público) Sí algo ha de matar a 10 millones de personas en las próximas décadas, probablemente será un virus muy infeccioso más que una guerra...", dijo en su introducción.


2020 es el año que ha sorprendido a todos. Y, parece ser que todo será muy diferente a partir de ahora. Desde cómo nos saludamos, la comunión, el corazón de las personas, la comunicación, la higiene, la avaricia, el temor, el estupor, la depresión, la riqueza, etc. Hemos llegado a la generación que verá como el tiempo de los tiempos proféticos mostrará lo peor y lo mejor de nuestra distancia de Dios.

Iglesia de Cristo Jesús este es nuestro tiempo. No temamos. Confiemos esto apenas es el inicio de los tiempos de dolores. No menospreciemos las profecías (1 Tes 5:20), el mundo gime a causa de la sangre derramada de inocentes, de mártires, de quienes claman la justicia, de los que interceden por ver la gloria del Hijo de Dios, nos acercamos a los días más hermosos (y difíciles), nuestra redención se acerca levantemos nuestras cabezas con gratitud porque Él decidió escogernos para revelarnos los días que vivimos. Confiad en el Señor Dios de nuestra Salvación.

No olvides:

Isaías 26:20-21 (RVR1960) 20 Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación. 21 Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella, y no encubrirá ya más a sus muertos.

Salmos 19:7 (RVR1960) La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.

1 Corintios 1:9 (RVR1960) Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor.


Lucas 21:17-19 (RVR1960) 17 y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre. 18 Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá. 19 Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente