Cristianos sin Jesucristo

iglesia, problemas, conflictos, cristianos nominales, falsos, biblia
Pixabay

Apocalipsis 2:4-5 (RVR1960) Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

¿¿Cristianismo sin Cristo?? No puede ser cristianismo. Lo sé. No tiene sentido escribir esto, pero la cruda realidad es que es la cruda verdad.

Tenemos miles de cristianos que se llaman e identifican con las enseñanzas de Cristo pero realmente no tienen a Jesús en sus vidas. Usan la palabra de Dios a su conveniencia y no se someten a la misma como deberían. Es clara su disonancia entre lo que aprendieron y es parte de su conocimiento bíblico y lo que practican.

El Cristianismo Nominal es la enfermedad que nos atañe hoy más que nunca. El Movimiento de Lausana conceptualiza esto de la siguiente manera:

El Cristiano Nominal: “Personas que se identifican con una iglesia cristiana o con la fe cristiana, pero contradicen los principios cristianos básicos con relación a cómo convertirse en cristianas, la fe, las creencias, la participación en la iglesia y la vida diaria”.

Permítame parafrasearselos. Imaginese que su esposa (o viceversa) llega y le dice:

"Mi amor, cariño, me encantan tus ojos, tu boca, tus labios, tu voz, como me escuchas, como me mirás, como me hablas, ver tu rostro y tu corte de cabello. Estoy enamorada de ti. Disfruto lo que eres, como piensas y todo lo que ves en nuestro futuro. Pero, me he dado cuenta que detesto tu cuerpo. No me gustan tus manos, no me gustan tus pies, casi nada me gusta. No quiero saber nada de tu cuerpo es la verdad y puedo vivir sin él. Pero quiero que sepas que te amo con todo mi ser, te necesito".



Así es la verborrea cristiana de nuestos días. Cree usted que después de escuchar esto la esposa o el esposo ¿tendrá salud en su matrimonio? ¡Por supuesto que no! Esto está destinado a fracasar humanamente así como la fe.

Entonces, es un hecho que el Espíritu Santo, el Espíritu de Cristo en esa persona está entristecido, así viven los cristianos nominales. Recordando su pasadas glorias y olvidándose de aplicar en sus vidas lo que bien aprendieron en sus comienzos.

Los nominales no tienen responsabilidades ni compromisos con la congregación, no se discipulan, no quieren someterse ni dar cuentas pero sos aces de la crítica (destructiva). Aunque tienen mucho de Dios que dar están marginados y sus hechos y acciones dicen a todos no se puede contar conmigo.

Ellos no necesitan de la Iglesia para tener salud espiritual, así se lo creen, y multiplican esta plaga. Ellos creen que son la iglesia y no es cierto.

La iglesia es un órgano vivo de relaciones y responsabilidades. Son los congregados que decidieron vivir a la manera de Dios, citándose en un lugar dedicado para alabar a través de su fe a su Creador, Señor y Salvador, todos estos que han sido vivificados al reunirse y unirse hacen la  Iglesia de Cristo.

Nuestro adversario es astuto. Sabe cómo hacer para que siempre estemos interpretando las promesas de Dios a la Iglesia como individuales, egoístas, cuando son para los congregados.

Dios es un Dios de relaciones, y los que huyen de ellas desparraman su fe. Tarde o temprano colapsarán espiritualmente porque ya han enfermado.

Mire este pasaje de Mateo 18:20: donde están -dos o tres congregados- -en mi nombre- -allí estoy yo- -en medio de ellos-

Mateo 18:20 (RVR1960) Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

No somos ningún templo ni morada del Espíritu Santo sólos y vagabundos sin relaciones. Sólo seriamos un indivudo que lo intentó y adoptó el credo cristiano pero no lo es. No tiene identidad ni pertenencia. No forma parte del cuerpo de Cristo.

No puede decir amor a Cristo pero no a su cuerpo.

No nos engañemos. Eso es lo que Satánas está sembrando en los corazones de los creyentes para separarlos de la verdad. Es más fácil destruir a un cristiano sin congregación que uno que está integrado a una.

Usted, ¿es un cristiano nominal?

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente